Heru-sa-Aset

Heru-sa-Aset

“Nada me toca ni me daña. Tus alas me cubren y me resguardan.

Heru-sa-Aset es un camino de victoria a través de la lucha con la Verdad en la mano y como fuente de poder. Es equilibrio y es amor, es fuerza y debilidad por lo justo, es estricto pero también infantil o aniñado como pocos… ¡Hay tanto para enseñar de Él! Lo bueno es que construyas tu relación con el Halcón y camines confiado entre sus alas.”

Palabras de RudjeniHeru Shemsu de la Ortodoxia Kemetica e hija de Heru-sa-Aset.

El 3/8/2015 comenzó el Año 23 bajo Su Santidad Hekatawy (AUS). Los kemeticos ortodoxos celebramos el día “Wep Ronpet”, la “apertura” de un nuevo año que trae consigo la protección y guía de un dios o diosa. Este Wep Ronpet la diosa Aset ha revelado que este año pertenece a su hijo Heru-sa-Aset.

¿Quién es Heru-sa-Aset?

Heru-sa-AsetHeru-sa-Aset es una deidad de fuerza y poder.
Su Poder proviene de la corona que heredó de su Padre Wesir.
Su Fuerza proviene del propio Sol de Luz que es fuerte para vencer las tinieblas de la ignorancia.
Su Amor proviene de su propia Madre, Aset, porque fue ella quien le entregó todo lo que él necesitara para gobernar. Ella es el trono, mientras que él es el Rey, el Nisut verdadero, con un camino realizado por su Padre. Él es el Nisut eterno fuera de los límites del tiempo presente. Es el Señor de las funciones de la corona, y de Kemet entero.

Su fuerza es la fuerza del Sol, su sabiduría proviene de la magia de su Madre. Él es el Rey perfecto pues tiene todo lo que hace al Rey ser justo en Ma’at y con Netjer. Es el verdadero Nisut que provee, que aporta el equilibrio entre los opuestos, la verdad ante la mentira, pues su fuerza es capaz de destruir la semilla de la maldad. Nada entra en las Dos Tierras desde que él posee la Doble Corona.

Es necesario que posea también la confianza de sus súbditos porque así él puede traerles justicia, amor, verdad y poder. Y puede complementar con su magia la falta de luz, de sabiduría y de fe en los corazones de sus súbditos, si estos piden con amor por el bien de sus vidas al verdadero Rey del Doble Trono.

¿Cómo será el año que viene de la mano de Heru-sa-Aset?

Para los súbditos del Halcón de la Doble Corona este es un año muy brillante donde todos van a encontrar la fuerza que Heru-sa-Aset trae desde el vientre de su Madre Aset. Es la fuerza del Halcón para quien no existen secretos ni misterios en el mundo de Netjer. Él conocerá todas las debilidades humanas y, si se le es permitido, las sacará de los corazones de sus fieles dejando en su lugar la fuerza del hijo que venga a su Padre.

Heru-sa-Aset no conoce el terror, por lo tanto, sus hijos e hijas verán el terror desaparecer de sus planes y proyectos. La serpiente Apep atacará como acostumbra hacer, pero nada malo ocurrirá a aquellos que viven bajo las alas del Halcón Dorado, porque para él no hay nada que le cause terror en el corazón, pues está “inmunizado” contra toda serpiente venenosa.

(más…)

Festival Pesdjentiu.

Antigua oración para celebrar el Pesdjentiu, el Festival de la Luna Nueva.

460542_447031855345395_783796657_o

 

“¡Dua Wesir Khentamentiu en este bondadoso día en que te apareces!

Puedas estar complacido conmigo en este día.

Puedas alejar mis obstáculos.

Puedas oír cuando te llamo.

Puedas acudir cuando te hablo; en este hermoso día.”

 

Himno a Wesir. XVIII Dinastía.

Heka (2)

Estos altares particulares pertenecen a practicantes de la fe kemética ortodoxa. Cada altar fue creado con amor para una deidad en particular o para celebrar una fiesta religiosa.
Gracias a todos los que colaboran permitiéndome publicar aquí las fotos de sus altares.

Siath

 

 

 

 

 

Bast Senut

Altar personal dedicado a la diosa Bast.

Thanks to Qaitsenu, Shemsu of House of Netjer, for shearing her shrine photo. Dua Netjer en-etj senet!!

Sekhmet Senut

Altar personal dedicado a la Diosa Sekhmet.

Thanks Cody!! Dua Netjer en-ek sen!!
Truth And Mother Temple.
Este es el “Templo de la Verdad y la Madre”, templo oficial de la Ortodoxia Kemética.
Tawy House (Joilet, Illinois, USA)
Esta foto fue tomada de la galería de fotos de House of Netjer.

Altar de los Ancestros. Akhu senut.

Altar ceremonial construido en la fiesta de Wep Ronpet.

Se encendieron cinco velas, una por cada uno de los cinco días epagómenos fuera del tiempo. La vela principal ilumina el “Wep” o Apertura del año.
Los recipientes son pertenencias de los shemsu y remetj justificados; por último se ve la falsa puerta que sirve de portal entre los mundos visible e invisible (pertenece al altar personal de los Akhu de la Nisut-Bity AUS).

Esta foto fue tomada de la galería de fotos de House of Netjer.

Hethert Senut.

Altar dedicado a la diosa Hethert como preparación para un ritual especial de sueños.

Esta foto fue tomada de la galería de fotos de House of Netjer.

Bast Shrine.

Altar oficial de la diosa Bast en Tawy House (Joilet, Illinois, USA).

Estas fotos fueron tomada de la galería de fotos de House of Netjer.

Yineppu-Wepwawet Senut.

Altar oficial de Yinepu-Wepwawet en Tawy House (Joilet, Illinois, USA).

Esta foto fue tomada de la galería de fotos de House of Netjer.

Yinepu-Wepwawet Shrine. Altar oficial de Yinepu-Wepwawet en Tawy House (Joilet, Illinois, USA)

La piedra con el jeroglifico de la estrella reprenta a los Akhu y sirve como altar donde ofrendar a los ancestros.Esta foto fue tomada de la galería de fotos de House of Netjer.

Detalle de la imagen sagrada de Yinepu-Wepwawet luciendo sus prendas rituales el día de la apertura del altar.

Esta foto fue tomada de la galería de fotos de House of Netjer.

Wesir Sesheta Senut.

Altar armado para celebrar los Misterios de Wesir. Se colocó en la esquina occidental del Templo de la Verdad y la Madre de Tawy House.
Las estrellas doradas representan a los Akhu brillantes y llevan los nombres de los ancestros escritos en ellas.
El altar está dedicado a la tríada de Abdju: Heru-sa-Aset, Aset y Wesir.
Esta foto fue tomada de la galería de fotos de House of Netjer.

Wesir Sesheta Senut.

Detalle del altar mostrando la momia de Wesir junto a sus hermanas Aset y Nebt-Het, para conmemorar la “Noche de la Vigilia”.

Esta foto fue tomada de la galería de fotos de House of Netjer.

Akhu Senut – Wesir Sesheta.

Durante la “Noche de la Vigilia” se deja una lámpara encendida por Wesir en el altar de los Akhu.

Esta foto fue tomada de la galería de fotos de House of Netjer.

Fiesta de la Vaca Celeste en Tawy House.

Altar principal del Kemetismo Ortodoxo en Tawy House preparado para celebrar la Fiesta de la Vaca Celeste (popularmente conocida como moomas)Esta foto fue tomada de la galería de fotos de House of Netjer.

Amun Senut.

Altar personal dedicado al dios Amun.

Yinepu Senut.

Altar personal dedicado al dios Yinepu
Bast Senut. Altar personal dedicado a la gata sagrada Bast.

El hipopótamo, que robaba y pisoteaba los cultivos, fue más temido por su voraz apetito que por su cierta antipatía a los hombres. Desde tiempos antiguos se le consideró una manifestación del desorden, y en consecuencia, del mal. Las escenas de caza de hipopótamos son comunes en las mastabas de los nobles del Reino Antiguo, y parte de la función de las mismas fue, probablemente, la de preservar el orden en la otra vida del difunto.

Una función similar debieron tener los encantadores animales de fayenza azul encontrados usualmente en tumbas del Reino Medio, que no eran ciertamente simples  ornamentos, aunque a menudo aparezcan cuidadosamente decorados con flores, plantas  y pájaros del medio natural del hipopótamo. ¡Tal vez esta decoración pretendía ayudar a mantener mágicamente al animal en su propio hábitat! Aunque estas representaciones pueden manifestar cierta ambivalencia hacia el hipopótamo, en períodos posteriores fue directamente equiparado con el propio dios Set (aquí visto desde el wesirianismo como una deidad maligna). 

 

En los muros del templo ptolemaico de Edfú se reproduce el denominado “Mito de Heru”, que explica cómo Heru Behedety combatió en la barca de Ra contra los enemigos del dios sol, representados en forma de cocodrilos e hipopótamos. En otra narración Heru-sa-Aset combate contra Set, que aparece como un hipopótamo rojo. Incluso la compuesta Am’mit, la temible “devoradora de corazones” que acechaba en la Sala de la Doble Ma’ati, estaba representada con mandíbulas de cocodrilo y las patas traseras de hipopótamo.

 

A pesar de esta considerable animadversión hacia el gigante herbívoro, este animal  -como el cocodrilo- también tenía una parte más positiva. La hembra del hipopótamo era considerada con respeto como una gran defensora de su cría y, así, las diosas Aset, Hethert y Nut, que actuaban en el renacimiento del difunto, podían aparecer en forma de hipopótamo hembra. Por ejemplo, en las pinturas astronómicas de las tumbas del Reino Nuevo, una de las constelaciones circumpolares del norte representa a Aset como un poderoso hipopótamo que contiene el cuarto delantero de Set.

 

El hipopótamo funcionaba también como un símbolo de fertilidad, y en este papel se le conoce mejor como Taweret “La Grande”, diosa hipopótamo del embarazo, a la que se representaba de pie sobre sus patas traseras, en posición humana y, usualmente, con una pata apoyada en un signo jeroglífico SA de “protección”.

Tal vez la cama funeraria con cabeza de hipopótamo hembra encontrada en la tumba de Tut-ankh-Amun, fue ideada para expresar esta misma imagen de protección y renacimiento, igual que la cama con forma de vaca Hethert hallada en la misma tumba, que hace juego con ella.

 

La iconografía de este animal es, pues, variable. Mientras que el hipopótamo recostado sobre sus patas traseras representa generalmente los aspectos más positivos del animal, los hipopótamos erectos sobre sus cuatro patas connotan usualmente hostilidad aunque ciertas obras, como la cama funeraria, podrían ser excepciones de esta norma general.

Fuente: Richard H. Wilkinson, “Cómo leer el arte egipcio”, Ed. Crítica.