NETJER

Netjer2

 

 

Es el término con que los egipcios definían al Único Poder. Bajo este nombre se unifican todos los grandes dioses cósmicos: Amun, Ra, Ptah, Khnum, Nit… porque todos ellos no son más que expresiones divinas o “Netjeru” –plural de Netjer-, manifestaciones de los elementos y fuerzas que componen la naturaleza del Único Poder o fuente de poder.

 

 

El jeroglífico que determina el término Netjer tiene varias interpretaciones. Algunos estudiosos han visto en el signo la representación de un estandarte sagrado que, colocado en pares a la entrada de los templos, marcaba la presencia  de Netjer en ese recinto. No obstante también podría ser un hacha ceremonial o un fetiche envuelto en tela.

 

 

Para los egipcios no existía la “religión”, y no hay palabra alguna en su idioma para describir tal concepto. El  hombre occidental moderno ha separado la religión de otras esferas de la existencia humana, como el gobierno o el comportamiento social, y tiende a considerar que ciencia y religión son irreconciliables.

En Egipto no existían tal separación, todos los sectores de la vida diaria del antiguo egipcio estaba impregnada por la  experiencia religiosa. “Lo que llamamos ‘religión’ egipcia no es nada más ni nada menos que el mundo egipcio tal y como ellos lo entendían” (James P. Allen, “Middle Egyptian”).

 

 

A diferencia de lo que popularmente se ha dicho, la religión egipcia no es ni monoteísta ni poiteísta. Quizás el concepto que mejor le calza es el de “monolatría” que es la creencia de que Dios es una entidad singular que se expresa como una multitud para beneficio del ser humano. La visión egipcia de Dios es múltiple, los egipcios no concebían a un Dios total o individual como lo entiende la moralidad judeo-cristiana, sino que comprendían que en Netjer se daba una multiplicidad de fuerzas y formas. Este concepto no se opone al de unidad de Dios. Netjer es Uno y Múltiple al mismo tiempo.

Esta característica de la naturaleza de Netjer se conoce como “multiplicidad”, y explica el hecho de que los dioses cambien de aspecto, por ejemplo que de un cocodrilo surja un halcón, o que un dios pueda ser tres a la vez o tres dioses sean uno solo.

 

 

Netjer tiene otra característica que es importante destacar: el “sincretismo”. Sincretismo es la capacidad de un dios de transformarse o adoptar la forma de otra deidad sin disolverse en ella ni perder su personalidad. Un ejemplo es Aset-Serqet o Amun-Ra.

 

Por Siathethert, Shemsu de la Ortodoxia Kemetica.

Anuncios