Sekhmet

SEKHMET

Sekhmet

Su nombre significa “La Poderosa”, es diosa de la ciudad de Menfis donde forma Tríada con su esposo Ptah y su hijo Nefertum. Su animal sagrado es una leona.

El mito la presenta como hija de Ra y bajo la forma de su Ojo derecho. La leyenda cuenta cómo la diosa tiene la misión de destruir a los enemigos de su padre, pero se enfurece y es necesario aplacarla. Para eso los dioses la engañan embriagándola con cerveza de mandrágora que la diosa confunde con sangre humana debido a su color rojo. De esta manera Sekhmet se aplaca transformándose en Hethert, o en Bast según el mito.

Se entiende así que Sekhmet es el carácter colérico de otras diosas relacionadas con la fecundidad y la maternidad como Mut, Tefnut, Bast y Hethert. Representa también la energía destructiva del Sol que era tanto benéfica como devastadora. Entre sus cualidades estaba la de sanar. Se consideraba que Sekhmet podía tanto atraer como repeler las pestes y enfermedades. Los médicos egipcios eran igualmente sacerdotes. Mediante el culto apaciguaban a la diosa manteniendo así bajo control su poder solar.

Debido a su carácter sanguinario fue considerada ayudante del Rey cuando éste iba a la guerra, desplegando su función protectora por medio del Ahet, símbolo del Ojo de Ra que Sekhmet encarna. El Ahet es la cobra real que tanto el Rey como algunos dioses llevan en la frente, su tarea es la de velar por el correcto funcionamiento del Orden Divino o “ma’at“.

Durante la estación de la inundación, “akhet“, los egipcios celebraban la “Fiesta de la Embriaguez” de Sekhmet. Ese era el momento propicio para aplacarla mediante ofrendas de cerveza, como recordatorio de aquellos tiempos en que los hombres, irrespetuosos del poder del Creador, desafiaron a la diosa trayendo dolor y muerte a la tierra de Egipto.

Por Siathethert