Heru-sa-Aset

Heru-sa-Aset

“Nada me toca ni me daña. Tus alas me cubren y me resguardan.

Heru-sa-Aset es un camino de victoria a través de la lucha con la Verdad en la mano y como fuente de poder. Es equilibrio y es amor, es fuerza y debilidad por lo justo, es estricto pero también infantil o aniñado como pocos… ¡Hay tanto para enseñar de Él! Lo bueno es que construyas tu relación con el Halcón y camines confiado entre sus alas.”

Palabras de RudjeniHeru Shemsu de la Ortodoxia Kemetica e hija de Heru-sa-Aset.

El 3/8/2015 comenzó el Año 23 bajo Su Santidad Hekatawy (AUS). Los kemeticos ortodoxos celebramos el día “Wep Ronpet”, la “apertura” de un nuevo año que trae consigo la protección y guía de un dios o diosa. Este Wep Ronpet la diosa Aset ha revelado que este año pertenece a su hijo Heru-sa-Aset.

¿Quién es Heru-sa-Aset?

Heru-sa-AsetHeru-sa-Aset es una deidad de fuerza y poder.
Su Poder proviene de la corona que heredó de su Padre Wesir.
Su Fuerza proviene del propio Sol de Luz que es fuerte para vencer las tinieblas de la ignorancia.
Su Amor proviene de su propia Madre, Aset, porque fue ella quien le entregó todo lo que él necesitara para gobernar. Ella es el trono, mientras que él es el Rey, el Nisut verdadero, con un camino realizado por su Padre. Él es el Nisut eterno fuera de los límites del tiempo presente. Es el Señor de las funciones de la corona, y de Kemet entero.

Su fuerza es la fuerza del Sol, su sabiduría proviene de la magia de su Madre. Él es el Rey perfecto pues tiene todo lo que hace al Rey ser justo en Ma’at y con Netjer. Es el verdadero Nisut que provee, que aporta el equilibrio entre los opuestos, la verdad ante la mentira, pues su fuerza es capaz de destruir la semilla de la maldad. Nada entra en las Dos Tierras desde que él posee la Doble Corona.

Es necesario que posea también la confianza de sus súbditos porque así él puede traerles justicia, amor, verdad y poder. Y puede complementar con su magia la falta de luz, de sabiduría y de fe en los corazones de sus súbditos, si estos piden con amor por el bien de sus vidas al verdadero Rey del Doble Trono.

¿Cómo será el año que viene de la mano de Heru-sa-Aset?

Para los súbditos del Halcón de la Doble Corona este es un año muy brillante donde todos van a encontrar la fuerza que Heru-sa-Aset trae desde el vientre de su Madre Aset. Es la fuerza del Halcón para quien no existen secretos ni misterios en el mundo de Netjer. Él conocerá todas las debilidades humanas y, si se le es permitido, las sacará de los corazones de sus fieles dejando en su lugar la fuerza del hijo que venga a su Padre.

Heru-sa-Aset no conoce el terror, por lo tanto, sus hijos e hijas verán el terror desaparecer de sus planes y proyectos. La serpiente Apep atacará como acostumbra hacer, pero nada malo ocurrirá a aquellos que viven bajo las alas del Halcón Dorado, porque para él no hay nada que le cause terror en el corazón, pues está “inmunizado” contra toda serpiente venenosa.

El heka será bienvenido y el trabajo comunitario será la regla para los hijos e hijas de Kemet. Este año habrá unión donde antes no la había. Quien escuche el mensaje de Aset y haga la voluntad del Rey de las Dos Tierras será beneficiado con la presencia de Ma’at y la ausencia de Apep en su vida, sus actividades y relaciones.

Debemos mantenernos en el camino de Ma’at y con el corazón puesto en Netjer sin vacilar para que él, el Halcón de Poder Divino, venga a nuestra causa con su amor y nos ayude en lo que necesitemos sin tener que pasar por el dolor de la ignorancia y la falta de fe. Acercarse a él para tratar de conocer qué planes tiene para nosotros es primordial en este año en que Heru-sa-Aset nos gobernará. Así como también honrarlo ante el altar y en el corazón.

Ofrendas que se le pueden presentar al Halcón Hijo de Aset.

Si se le quiere ofrendar gemas la amatista (le gusta el color violeta) y el lapislázuli son la mejor opción. En lo que respecta a ofrendas de alimentos podemos entregarle dátiles, chocolate y canela, así como también Te Chai (té verde o con canela) y licor de chocolate.
No ofrendar cítricos.
Los objetos para entregarle sobre el altar son armas de hoja o sus reproducciones. Prefiere la plata al oro.
El aroma favorito de esta deidad es el sándalo.

Heru-sa-Aset es el vengador, es el respeto, es tradición que trae paz y justicia a la vida de sus amados súbditos. Durante las tres estaciones que componen el año sigamos el camino del Halcón en lo alto del cielo de Kemet.

¡Dua Heru-sa-Aset! ¡Nekhtet!

Por Siathethert, Shemsu de la Ortodoxia Kemetica.